Terapia y Montaña II

Estudios recientes han expuesto el beneficio, incluso la necesidad, de pasar tiempo al aire libre, tanto para niños como para adultos. La mayoría de los estudios coinciden en que los niños que juegan afuera son más inteligentes, más felices, más atentos y menos ansiosos que los niños que pasan más tiempo en el interior.